Oliván y su libro sobre 678: "No soy oportunista por escribirlo"

08 de octubre de 2010

María Julia acaba de publicar “678. La creación de otra realidad”, texto donde analiza al programa oficialista. Acá, la periodista defiende su opinión.

“Muchos me preguntaron si el libro es crítico o es a favor. Yo no amo ni odio al programa, sólo busco analizarlo”. Con esas palabras, la periodista María Julia Oliván decide comenzar la entrevista. Alejarse de la subjetividad le resultó tarea difícil, pero con "678. La creación de otra realidad”, ella asegura haberlo logrado.


 


Oliván propone analizar el formato del programa y su género discursivo. También, su rol en relación al Gobierno, cómo hacen desde la producción para comunicar el mensaje oficialista y el eco que de ellos tienen el resto de los medios.


 


"Hay dos maneras de interpretar el libro: pensar que el programa crea otra realidad o, la que interpretamos los autores, que aporta una mirada no tan visiblre por los grandes medios. Justamente nosotros buscamos describir el fenómeno que es", resume.   

El libro, editado por Paidós, y se basa en los diálogos que Oliván mantuvo con el sociólogo Pablo Alabarces -ex profesor suyo en la carrera de Comunicación Social en la UBA-. Además, el texto incluye dos entrevistas realizadas por la editorial: una a Diego Gvirtz -ideólogo y productor del ciclo- y otra a Pablo Sirvén -secretario de redacción y editor de Espectáculos en La Nación-.



 


Por haber sido parte del ciclo -fue conductora del programa cuando se instaló en el aire de la Televisión Pública en marzo de 2009-, Oliván destaca de su libro "el mecanismo discursivo en que se basa '678'". “Los recursos que utiliza para muchos pueden ser torpes, repetitivos, agresivos. Pero yo entiendo que se utilizan para contradecir el discurso hegemónico. El programa generó la posibilidad de abrir el abanico en base a una oferta mayor de lo que pasaba en los medios”, refuerza la idea.


 


- ¿Con qué se encontrará el lector de “678. La creación de otra realidad”?

Escuche a muchos hablar sin haberlo leído. Los que lo hagan, van a poder entender la sinceridad con la que yo aporto mi mirada. Que no es oportunista, no estoy haciendo nada que me convenga. De hecho, me corro de los lugares que me podrían ser más cómodos, como estar a favor o en contra. Si yo no me hiciera cargo de las cosas que me llevaron a estar ahí, seria de una falsedad total.

- En su programa en Canal 26, Jorge Lanata le dedicó un editorial a 678 y, entre varias cosas, nombró el libro y te citó al decir que "el ciclo era repetitivo a propósito”.

En el libro hablo del sistema de repetición del programa como el recurso discursivo que se puede encontrar en la religión o en la educación de la vieja escuela. Donde con la repetición los conocimientos les entraban en la cabeza a los alumnos. También se podría asemejar con la práctica “evangelizadora”, por decirlo de alguna manera. Yo destaco ese discurso porque es llamativo y efectivo. Lanata habló de método de propaganda utilizado por el nazismo y yo eso no lo comparto en absoluto.