El tirano oprime a sus esclavos, y éstos, en lugar de volverse contra él, se vengan en los que están debajo

Por: Emily Brontë
18 de diciembre de 2015