Los que obran bien son los únicos que pueden aspirar en la vida a la felicidad

Por: Aristóteles
27 de diciembre de 2015