El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos

Por: William Shakespeare
10 de enero de 2016