Las acciones de los hombres son las mejores intérpretes de sus pensamientos

Por: James Joyce
12 de enero de 2016