No hay tontería mayor y más común que la de amargarse por las tonterías del mundo

18 de enero de 2016