Sólo es inmensamente rico aquel que sabe limitar sus deseos

Por: Voltaire
30 de enero de 2016