No que me hayas mentido, que ya no pueda creerte, eso me aterra

Por: Friedrich Nietzsche
16 de febrero de 2016