Nadie es capaz de evitar el amor, y nadie es capaz de evitar que su amor se acabe

Por: Molière
16 de febrero de 2016