No se puede tener otra tarea en cuanto a la vida que la de conservarla hasta morir

Por: Johan August Strindberg
02 de marzo de 2016