No es bueno nunca hacerse de enemigos que no estén a la altura del conflicto

Por: Fito Páez
11 de marzo de 2016