Había aprendido la peor de las lecciones que puede dar la vida: la de que carece de sentido

Por: Philip Roth
19 de marzo de 2016