-

-

Dirigentes de todo el arco político opinaron del tarifazo y la inflación

02 de abril de 2016

Hugo Moyano advirtió que los trabajadores podrían realizar protestas y consideró que la "tremenda inflación" le "saca un plato de comida a la gente". Elisa Carrió justificó las medidas económicas, mientras que Margarita Stolbizer cuestionó el "ajuste brutal" y consideró que el tarifazo "no era la forma".

El jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, advirtió este sábado que los trabajadores podrían realizar protestas si los funcionarios no comprenden que los aumentos y la "tremenda inflación" le "saca un plato de comida a la gente", mientras que desde el Gobierno justificaron los incrementos de tarifas, al afirmar que están "haciendo los ajustes que se tienen que hacer después del despilfarro y robo kirchnerista".
La diputada nacional Elisa Carrió sostuvo que "este jolgorio de subsidios, que muchísimo de ese dinero se lo quedaban los funcionarios, es lo que vació las empresas de luz y agua y por eso recae sobre la sociedad este sinceramiento de precios cuando tenemos que recuperar el dinero robado por ellos (en alusión al kirchnerismo) por los subsidios".
La diputada del GEN Margarita Stolbizer también cuestionó el "ajuste brutal" en las tarifas y advirtió que "no era la forma" de realizar los incrementos porque "los que pagan los platos rotos siguen siendo los mismos".

Luego de una semana en la que el Gobierno anunció aumentos en el transporte, el combustible y el gas, entre otras tarifas, Carrió dijo que desde el Gobierno "están haciendo los ajustes que tienen que hacer después del despilfarro y el robo kirchnerista" y afirmó que "hoy la gente ha cobrado y ha visto la maravilla en la mejora" de su salario.
Sin embargo, con las nuevas boletas llegaron los reclamos y entre los que protestan se encuentran los usuarios del servicio de energía en La Rioja que recibieron facturas mensuales de 2.000 a 5.000 pesos, por lo que salieron a las calles de esa ciudad y acordaron volver a movilizarse el lunes frente a la sede de la empresa distribuidora, EDELAR, y la casa del gobierno riojano.
Frente a esta situación, el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, confirmó que la provincia reclamó ante el gobierno nacional porque "no se pueden aplicar las mismas políticas tarifarias que para el resto del país porque se transforma en una injusticia".
Moyano tampoco esquivó el tema de los aumentos y llamó a la "reflexión" al Gobierno para que no siga "aplicando estas medidas perversas".
"El Gobierno tiene que entender estos reclamos, si no, es inevitable que se tomen medidas para que los funcionarios entiendan", alertó el dirigente del Sindicato de Camioneros manifestó que "preocupa profundamente" la situación de los sectores más vulnerables".
En la misma línea, Stolbizer cuestionó que después de que el Gobierno haya "hablado de 'gradualismo', mínimamente lo que se requería es que la aplicación de los aumentos fuera también gradual".
Además, la líder del GEN reprochó que desde el macrismo "fueron gradualistas para los sectores más ricos, pero han afectado con estas medidas tan brutales a los sectores medios sobre todo, que son quienes no están dentro de la tarifa social".
En cambio, tras haber cuestionado los aumentos a través de su cuenta de Twitter, donde escribió que "no" comparte "los ajustes brutales en medio de tanta inflación", ahora Carrió dijo que "se están haciendo los ajustes que se tienen que hacer después del despilfarro y el robo kirchnerista".
En tanto, el diputado del Frente Renovador y ex precandidato presidencial Sergio Massa cuestionó las medidas económicas del gobierno Macri, al sostener que “entraron a un quirófano con un serrucho, con una motosierra en lugar de entrar con un bisturí” y advirtió que “sacándole el poder de compra a la gente no se va a poder llegar a la pobreza cero” que impulsó el gobierno nacional en la campaña electoral.
El diputado nacional del bloque Justicialista Diego Bossio consideró que el programa económico del gobierno nacional es "de ataque directo al bolsillo de los trabajadores" y expresó preocupación por el alcance de esas medidas.
"Preocupa este programa económico de ataque directo al bolsillo de los trabajadores", opinó el ex titular de la ANSES, a través de un comunicado, y advirtió que, hasta ahora, "no hay una sola medida que haya favorecido a los argentinos".

Temas