Un líder que no duda antes de enviar a su nación a una guerra, no es apto para serlo

Por: Golda Meir
03 de mayo de 2016