Ser unidos es una gran virtud. Pero respetar el derecho a ser diferentes es quizá una virtud aún mayor

Por: Bono
10 de mayo de 2016