-

Detuvieron a cinco hombres por el crimen del nene en Santiago del Estero

05 de junio de 2016

Cinco hombres fueron detenidos en las últimas horas por la policía santiagueña por su aparente participación en la violación, asesinato y descuartizamiento del niño Mario Agustín Salto, en la ciudad de Quimilí.

Si bien existe hermetismo en cuanto a la pesquisa del caso que conmueve a Santiago del Estero, calificadas fuentes dijeron a la agencia DyN que entre el mediodía y la noche del sábado se produjeron los cinco arrestos.

Además, los informantes señalaron que se secuestraron prendas de vestir, así como también un arma blanca, que podrían convertirse en elementos de prueba decisivosuna vez que se obtengan los resultados de ciertas pericias.

Para ello, el laboratorio móvil bioquímico de la Policía se trasladó a la cabecera del departamento Moreno, ubicada a 200 kilómetros al este de la capital provincial, para realizar estudios de la sangre hallada en prendas íntimas que pertenecen a alguno de los sospechosos, que tienen entre 22 y 45 años.

Embed

Los primeros procedimientos se efectuaron en la mañana del sábado con la identificación de dos individuos
, los que entraron en contradicciones cuando fueron interrogados acerca del crimen del niño de 11 años.

Con el aporte de datos que hicieron, horas más tarde fueron aprehendidos otros dos hombres y finalmente, cerca de la medianoche del sábado, los pesquisas trasladaron a un quinto hombre a la sede del Departamento de Seguridad Ciudadana 12.

Las fuentes señalaron que el último de los detenidos trabaja en una pollajería y sería quien detalló dónde se encontraba el cuchillo que se habría empleado para separar la cabeza y las extremidades inferiores de la víctima del torso.

Embed

El arma, añadieron, estaba en un sector montuoso cercano a la represa
donde se había dirigido el niño a pescar.

En tanto, anoche volvieron a marchar por las calles de Quimilí unas 10.000 para exigir justicia y la identificación del o los autores del asesinato del niño.

El juez a cargo del caso, Miguel Ángel Moreno y los jefes de la Policía de la provincia, Juan Montiel y Jesús Sánchez, permanecen en aquella ciudad a la espera de esclarecer el crimen.

La autopsia realizada al cuerpo descuartizado del niño, hallado en la localidad santiagueña de Quimilí reveló que el menor había sido golpeado, sometido sexualmente y estrangulado con un cable.

Embed
Los peritos forenses estimaron que fue asesinado el 31 de mayo cuando partió de su hogar, ubicado en el barrio San Francisco de la cabecera del departamento Moreno, a 200 kilómetros al este de la capital de la provincia, a bordo de su bicicleta hacia una represa para ir a pescar.

Temas