Una escuela rural se quedó con un solo alumno y piden ayuda para que no sea cerrada

29 de junio de 2016

Se trata de la Escuela N° 26 del Paraje La criolla, que queda a a 35 kilómetros de Bragado y su único alumno es Uriel Biondini, un niño de 9 años, que asiste de 13 a 17, y espera que se sumen más chicos a clases para que no cierren la escuela.

Un solo niño de 9 años ocupa el aula de la Escuela N° 26 del Paraje La Criolla, en Bragado, tras la deserción de los demás alumnos quienes tuvieron que mudarse con sus familias por desastres climáticos.

Embed
Uriel Biondini, quedó sólo junto a su maestra Alejandra Ramos hace varios meses. La falta de chicos y la pérdida del techo de la institución, complicó el panorama. Hoy la maestra y el alumno, cada uno desde su lugar, sostienen la escuela y piden ayuda para que no la cierren.

Alejandra, quien tiene el cargo de directora y maestra rural, y cobra 12 mil pesos, pasa a buscar a Uriel todos los días. "Yo vivo en Bragado, tengo 35 kilómetros hasta la escuela. Voy en mi Renault 12 y paso a buscar a Uriel", manifestó la maestra.

"Voy a cuarto grado, hace unos cinco meses que estoy solo como alumno. Vivo como a cinco kilómetros de la escuela, me pasa a buscar la maestra. Mi padre trabaja con las vacas y mi madre limpia el chalet; tengo un hermano de 14 años que va a la secundaria en O'Brien", dijo Uriel en declaraciones radiales.

Embed

Elsa Gallo, madre del niño, contó que la falta de alumnos se debe a razones como que "Los padres cambian de trabajo y los nenes se van con ellos; otros van a otras escuelas con sus hermanos. Ahora tenemos solamente una profesora de educación física y la seño en la escuela. El comentario es que la van a cerrar a la escuela, nos preguntaron dónde podíamos ubicar a Uriel. La intención sería llevarlo a Uriel a O'Brien con el hermano, pero tendría que estar desde las 6 de la mañana hasta las 13", explicó Gallo.

Maestra y alumno asisten al turno tarde, de 13 a 17, y esperan que se sumen más chicos a clases. "Existe la posibilidad de algunos chicos, yo recorrí la zona entrando campo por campo, pero algunos tienen hermanos menores en jardín y los llevan a O'Brien o Irala.", manifestó Alejandra y agregó: "En este momento está por ingresar otro nene debido a la publicidad que está teniendo la escuela".

La maestra y el alumno guardan las esperanzas de que la escuela pueda seguir funcionando y más chicos se vayan sumando para acompañar a Uriel. "Le pongo el corazón a esta escuela y Uriel también, es muy buen estudiante y quiere terminar acá. Espero que no se quede sin esa oportunidad", aseguró Alejandra.



Temas