Encuentran los restos de una niña desaparecida hace 15 años en Alemania

05 de julio de 2016

Un hombre había sido condenado por su asesinato en 2002 pero luego fue liberado. El caso incluyó más de 4800 pistas, pero nunca se esclareció.

La Policía de Thuringia, en Alemania, confirmó el lunes pasado que se encontraron los huesos de una nena que podría ser Peggy Knobloch, que desapareció en 2001 en Baviera. El caso de la pequeña movilizó a las autoridades y las fuerzas armadas en su momento, pero nunca se esclareció.

Ahora, las autoridades de Bavaria confirmaron que un hombre que buscaba hongos en Saalfeld, Thuringia, cerca de la frontera con Bavaria, encontró el sábado pasado unos restos óseos que podrían pertenecer a Peggy, informó el sitio The Local.

La Policía de Thuringia respaldó el descubrimiento, por lo que el fiscal general de Bavaria, Herbert Potzel, afirmó que "es muy probable" que se trate de la niña de nueve años que desapareció el 7 de mayo de 2001 cuando iba a su casa desde la escuela de Lichtenberg, en Alta Franconia, Bavaria.

Por el momento los padres de Peggy aseguraron que esperarán "los resultados forenses" antes de hacer comentarios. Ya está pedido el examen de ADN para corroborar que se trate de la niña, quien se presume asesinada.

La investigación del caso incluyó a miles de policías y militares tuvo más de 4.800 pistas, algunas en República Checa o Turquía, y hasta se ofreció una recompensa de 55 mil marcos (la moneda alemana por ese entonces), pero Peggy no apareció.

En 2002, la Justicia de Bavaria condenó a prisión perpetua a un hombre con retraso mental que había confesado el asesinato de Peggy para tapar un abuso sexual, pero diez años después se revirtió la sentencia y desde entonces no hubo más sospechosos en el caso.