La suerte le duró poco: salió ileso de un tiroteo, pero a las horas murió infartado

16 de septiembre de 2016

Un policía retirado impidió el robo a un minimarket en Neuquén y mató a uno de los delincuentes durante el enfrentamiento. A las pocas horas, el hombre sufrió un paro cardíaco y falleció en el hospital.

El custodio de un minimarket de una estación de servicio salió ileso de un tiroteo con ladrones que quisieron asaltar el comercio, pero a las pocas horas sufrió un paro cardiorrespiratorio y murió en un hospital de Neuquén.

El ex policía, que trabajaba como seguridad del lugar, mató a balazos a un delincuente que había asaltado el drugstore ubicado en Amín y La Gloria de Tupungato.

Si bien el custodio resultó ileso del tiroteo comenzó a sentirse mal y fue trasladado al hospital zonal, donde horas después sufrió un paro cardíaco y falleció.

Temas