-

¿Por qué el futuro es de la inteligencia artificial y los bots?

02 de diciembre de 2016

La inteligencia artificial está en pañales, pero poco a poco programadores de todo el mundo que están inmersos en esta nueva forma de encarar la tecnología están logrando que las máquinas aprendan solas o "entiendan" qué es lo que necesitamos y, a partir de eso, dándonos información mucho más relevante.

¿Se imaginan que se les termine la leche y la manteca y la heladera automáticamente ordene los productos que consumimos por nosotros o poder hablar con un centro de atención al cliente a través de chat y explicarle nuestro problema a un sistema tecnológico y no a una persona? Ese futuro no está para nada lejos.

Hoy ya podemos hablar con nuestros teléfonos y decirle a nuestros asistentes que busquen información en la red, que nos muestre fotos o que nos recuerde que no nos olvidemos de apagar el horno, pero son acciones programadas que están limitadas por los desarrolladores. La computadora lo hace de manera automática y sin "saber" qué es lo que está haciendo. Si le decimos algo que no comprende, simplemente nos devolverá un mensaje de error.

Embed
Un ejemplo que está dando vueltas hace tiempo es el siguiente: llegás y te sentás en un restaurante, tocás una pantalla de tu celular que te mostrará el menú, las fotos de los platos y precios. Ordenás y después calificás la comida. Cuando vuelvas a ese restaurante, el bot se acordará de vos, sabrá qué es lo que te gustó, qué es lo que no te gustó y qué recomendarte a partir de eso porque puede hacer combinaciones y planear qué te gustará. Además, vas a poder pagar directamente desde el celular en cuestión de segundos.

Dentro de la inteligencia artificial hay una rama llamada machine learning que permite que las computadoras aprendan. Que un sistema programado por una persona tenga la posibilidad de incorporar nuevos conocimientos puede parecer sacado de una película de ciencia ficción, pero es una realidad hace tiempo.

A través de ejemplos, el sistema tecnológico permite generalizar comportamientos. Esto nos dará la posibilidad de mejorar la forma en la que interactuamos con la tecnología. Tendremos sistemas que podrán reconocer diagnósticos médicos, mejorar el actual reconocimiento de voz, imágenes o de escritura, traducir en tiempo real sabiendo el contexto del que estamos hablando o ampliar el mundo de la robótica de una manera espectacular.

Hay un una compañía de Google llamada DeepMind, que está a la vanguardia del machine learning y la inteligencia artificial, que posee un sistema que le permite a una computadora aprender a jugar videojuegos de una manera muy similar a como lo hace un ser humano.

Fue el sistema que estuvo detrás de AlphaGo, que le ganó a los mejores jugadores de Go del mundo. Hasta ese momento ninguna computadora le había ganado a profesionales de Go porque, a diferencia del ajedrez, el clásico juego chino es muchísimo más complejo y hacía imposible para los métodos tradicionales de inteligencia artificial poder llevarlo a cabo. Hoy, gracias al machine learning, eso cambió y una computadora puede aprender a jugar al Go como lo hace un humano y, además, ganarle a los mejores del mundo. No lo hace más a través de cálculos matemáticos complejos para darse cuenta cuál es el mejor movimiento posible como lo hacían en el ajedrez. Ahora piensa de una manera similar a un humano.

Google Photos.mp4
La inteligencia artificial aplicada a Google Photos
EL CASO DE GOOGLE PHOTOS

Hay tecnologías que ya nos tocan a diario y que utilizan estos sistemas de inteligencia artificial más profunda, como es el caso de Google Photos. Si un usuario busca "perro", "gato" o "playa" en la aplicación sin haberle puesto tags ni ningún tipo de reconocimiento especial, la aplicación presentará igualmente imágenes que tengan perros, gatos o playas. ¿Por qué? Porque este sistema es "inteligente" y "aprendió" a saber cuándo lo que ve es un perro, un gato o una playa.

Lo mejor de todo es que este es solo el comienzo. Todavía falta mucho y el camino que hay por delante no podría ser más prometedor. Sólo es cuestión de tiempo.

Temas

En Vivo