-

-

Escándalo en Mendoza tras una denuncia de abusos en otro instituto religioso

02 de diciembre de 2016

Se trata del instituto Verbo Encarnado (IVE) en San Rafael. Un seminarista que ingresó cuando era niño contó los tormentos que vivió en manos del cura Carlos Miguel Buela durante 18 años.

A raíz de las denuncias de abuso que se conocieron en los últimos días en el Instituto para Niños Hipoacúsicos Antonio Próvolo,en donde hay al menos cinco personas detenidas, otra institución quedó en medio de la polémica por casos de abuso.

Se trata del Instituto religioso del Verbo Encarnado que enfrenta nuevas denuncias de víctimas de abuso sexuales. En este caso, Luis, un seminarista que ingresó cuando era un niño, y padeció los tormentos durante 18 años. Hoy tiene 31 años.

Embed
Según explica el diario MDZ Online, el IVE fue fundado en marzo de 1984 por el "padre" Carlos Miguel Buela, un sacerdote que fue recluido por el papa Francisco a un Monasterio de San Isidro de Dueñas de Palencia (España) luego de que se lo acusara en repetidas ocasiones de abusar sexualmente de otros sacerdotes.

Según explicó una de las víctimas "es como sentir que es tu propio papá es el que te está violando".

Al padre Buela se le conocieron víctimas mayores de 18 años, pero se sabe que su influencia sobre ellos comenzó cuando eran niños ya que en el IVE funciona el denominado Seminario menor, al que van niños desde los 12 años.

Embed
"Las víctimas del Padre Buela son mayores de 18 años, entonces uno se pregunta ¿Por qué no le dan una trompada? Pero no es tan fácil, él ejerce una especie de manipulación espiritual muy fuerte en estos grupos cerrados", explicó otro sacerdote que se puso al frente de los reclamos de una veintena de víctimas.

Temas

En Vivo