-

-

Preocupan las condiciones de seguridad de los autos en Argentina

05 de diciembre de 2016

De acuerdo a estudios automotrices de la región y al testimonio de técnicos, hay un severo retraso en uso de herramientas como airbags y ABS. Cuál es la proyección de muertes de 2016 a 2030.

Un informe de Global NCAP -una compañía británica que evalúa los niveles de seguridad de los autos nuevos- y del Banco Interamericano de Desarrollo analizó las condiciones de los vehículos en América Latina y fue crítico con la situación en Argentina.

"Hay modelos que van deteriorando su calidad constructiva a medida que pasan los años en producción, en desmedro de la seguridad, mientras que los gobiernos no lo pudieron detectar a pesar de los controles que claman tener", dijo a Clarín Alejandro Furas, secretario general de Latin NCAP.

Embed

De acuerdo al informe, si no hay cambios, entre 2016 y 2030 habría unas 25.560 muertes de ocupantes de autos en nuestro país. Según el estudio, el implementar los cambios evitaría 2.914 víctimas fatales en el mismo lapso.

Pablo Azorin, jefe de Seguridad Vial y Medio Ambiente de la Región IV de la Federación Internacional del Automóvil, ilustró la situación actual en Argentina, donde "se exige a partir de 2014 que todos los autos que se comercialicen cuenten con airbags y ABS", sin embargo "no se les exige a las automotrices el certificado de normas ONU".

Entre 2016 y 2030 habría unas 25.560 muertes de ocupantes de autos en nuestro país

"Los vehículos en nuestro país cumplen con mucha normativas para su homologación y hay otras tantas aplicadas hace tiempo en otros países que no son exigidas localmente", agregó el ingeniero Gustavo de Carvalho, gerente técnico de CESVI Argentina.

"Por supuesto que es factible fabricar e importar vehículos que cumplan con esas normas. El problema radica en la sistemática negativa de la industria automotriz que esgrime argumentos técnicamente débiles y muchas veces con un alto contenido extorsivo hacia los gobiernos de cada país de la región", explicó Fabián Pons, al frente de OVILAM (Observatorio Vial Latinoamericano).

Sin embargo, afirmó que "es factible implementar medidas rápidas que atiendan al ritmo de las necesidades de seguridad vial de nuestros países y no al ritmo cansino que quiere imponer, e impone, la industria automotriz de la región con la anuencia de los gobiernos de turno".

Temas

En Vivo