-

Tenía 25 peleas invicto y era el campeón del mundo: lo noquearon en 39 segundos

05 de diciembre de 2016

El ruso Eduard Troyanovsky defendía el título de los súper ligeros de la Federación Internacional de Boxeo y la Organización Internacional de Boxeo como local en Moscú, en una velada en la que buscaba su 26º victoria al hilo para alimentar un impresionante récord personal que no registraba derrotas.

Pero el combate, el más esperado de la noche, terminó en apenas 39 segundos, los que tardó el namibio Julius Indongo en propinarle un terrible nocaut a la mandíbula a un Troyanovsky que quedó completamente mareado y al que le costó recuperarse.

Troyanovsky
De esta forma, en menos de un minuto, el africano cosechó el 21º triunfo en su carrera, aunque sin dudas fue el más importante de todos.

Temas

En Vivo