-

-

En el primer año de Gobierno, hubo 650 despidos y suspensiones por día

05 de diciembre de 2016

Un informe del CEPA advierte que en lo que va del año se registraron más de 232 mil despidos y suspensiones entre los sectores público y privado. Entre octubre y noviembre el 85% de los casos se registró en la industria afectada por la apertura de importaciones y la caída del consumo interno.

A casi un año del desembarco de Mauricio Macrien la Casa Rosada el fuerte aumento del desempleo, tanto en el sector público como privado, junto con la pérdida del poder adquisitivo del salario y la disparada de la inflación marcaron el ritmo de un año signado por la recesión y la contracción del consumo.

"Vamos a generar trabajo de calidad" había prometido en plena campaña el entonces candidato presidencial de Cambiemos. Muy lejos de eso, el Centro de Economía Política (CEPA) advirtió en su último análisis de la evolución del empleo advirtió que en el primer año del gobierno de Cambiemos se registraron 650 despidos y suspensiones por día.

Según el relevamiento del CEPA entre octubre y noviembre pasados la cantidad de despidos se incrementó drásticamente. Mientras que en septiembre fueron 1.554 despidos y 3.532 suspensiones, entre octubre y noviembre se produjeron 11.127 despidos y 7.993 suspensiones. Esta cantidad resultó la más significativa para dos meses consecutivos desde el período abril/mayo.

El sector más afectado durante ese período fue el industrial que concentra por sí solo el 84% de los despidos y suspensiones.

El informe advierte además que durante el mes de agosto se resgistró una nueva ola de despidos del sector público. En septiembre, una reducción en la cantidad de despidos hacía parecer cierta estabilización en la dinámica del empleo. Sin embargo, tanto octubre como noviembre volvieron a mostrar una elevada cantidad de despidos y la continuidad de las suspensiones en la industria, reflejando así la profundización de la retracción en la producción de bienes.

De acuerdo con el CEPA en el total de los despidos y suspensiones, el 85% de los casos de la industria están vinculados a ocho actividades: metalúrgico, textiles, automotriz (con autopartes y neumático), electrónica y electrodomésticos, alimentos y bebidas, petróleo, energético y frigorífico.

Así, en los meses de octubre y noviembre el 80% de los despidos se han concentrado en cuatro actividades: textil, electrónica y electrodomésticos, calzado y metalúrgico. Entre las razones que explican los despidos en esta cuatro actividades se encuentran principalmente la quita de aranceles a las importaciones y la fuerte caída del consumo interno.

Por ejemplo en la actividad textil y como consecuencia de la apertura importadora y el ajuste en la producción, las suspensiones alcanzaron un total de 4.700 (2.100 son vacaciones anticipadas) a las que se sumaron 1.329 casos de vacaciones anticipadas y 110 casos de despidos. El sector sufrió despidos en Fibranor, en Top (Levis), en Hilados, en Propulsora Patagónica, y Colortex, además del cierre de Guilford. Las suspensiones se produjeron en Unisol-Puma (suspensiones), Alpargatas, ENOD y Guardapolvos Argentinos.

Embed
Para el sector de electrónica y electrodomésticos la decisión de reducir aranceles a las importaciones impactó duro en las empresas, generando entre octubre y noviembre 1.859 despidos y 1.500 suspensiones, en empresas como Alladio e Hijos, Mirgor, Visteon, BGH, Iatec, ATMA e IFSA.

La industria del calzado no había tenido demasiados despidos y suspensiones hasta el momento. Sin embargo, ya en el último informe en septiembre, pero sobre todo en octubre y noviembre, se sucedieron 1.848 despidos en distinas empresas.

En el área de los Servicios los despidos se concentraron en el sector comercio y panadería, medios de comunicación, transporte y call center. En la actividad comercial se produjeron 861 despidos a los que debe sumarse 550 sólo en panaderías, particularmente en la Ciudad de Buenos Aires, en las empresas Coto, Maxiconsumo, Avenida.com y Triángulo Color.

A pesar de la existencia de un compromiso firmado por el presidente Macri y las grandes empresas por 90 días y a la luz de la evolución de los despidos y suspensiones entre mayo y agosto, el informe del CEPA indica que se puede percibir que el comportamiento empresario fue homogéneo respecto de los despidos y suspensiones durante y después del mismo: siguieron despidiendo trabajadores.








Temas