-

¿Cómo elegir la copa ideal para cada tipo de vino?

08 de diciembre de 2016

El sabor de un vino puede variar según la copa que se utilice. Por ese motivo, es necesario que sepas cuál es la mejor.

Si bien existen muchos tipos de copas para vinos, sobre todo de diferentes tamaños y formas, cada una tiene un justificativo según la cepa del vino que quieras beber.

Sin embargo, existen algunos tips fundamentales para seleccionar una copa relativamente buena para tomar vino.

Copa vino.jpg
El material: deben ser siembre de cristal o, en su defecto, vidrio. La cristalería puede alterar la apreciación del vino. Además, permite que se noten bien sus colores, aromas y sabores.

El tamaño: la copa debe ser lo suficientemente grande para verter una cantidad justa para agitar y oxigenar el vino. Si la abertura es estrecha, además, permitirá notar mejor los aromas, ya que no tendrán tanto espacio para escapar del recipiente.

El tallo: también debe ser lo suficientemente largo para tomar la copa sin dejar suciedad o impurezas en el cáliz.

El grosor: cuanto más delgado sea el borde de la coma, mejor se concentrarán tus sentidos.

La limpieza:
la copa debe estar transparente, sin marcas de dedos o suciedad. El cristal opaco, traslúcido o polarizado puede afectar la imagen del vino.

Si bien las características que enumeramos son fundamentales para degustar los vinos, cada tipo de vino tiene sus variables.

Copa vino 2.jpg
Tintos: necesitan copas más grandes, debido a que evolucionan mejor con grandes cantidades de oxígeno.

Blancos: deben ser copas medianas, con tallos altos para no traspasar el calor de las manos al cáliz. Si son grandes, la medida debe ser inferior a la de los tintos.

Espumantes:
las copas en forma de flauta y con boca estrecha son las ideales para que las burbujas se concentren y perduren más.

Temas

En Vivo