-

-

Subte: Habían denunciado fallas de seguridad en el taller donde murió Kruger

07 de diciembre de 2016

Los metrodelegados denunciaron que Metrovías y SBASE se negaron a implementar un protocolo de Seguridad e Higiene propuesto meses atrás y recordaron que la Subsecretaria de Trabajo porteña, según informó Página/12.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) responsabilizó este miércoles a la empresa Metrovías y a la estatal Subterráneos de Buenos Aires S.E. (Sbase) por la muerte del trabajador Martín Kruger, quien se electrocutó esta madrugada cuando realizaba tareas de mantenimiento en un vagón.

"En este día triste para los trabajadores/as, la AGTSyP resalta la responsabilidad de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado y Metrovías por la muerte de un compañeropor electrocución en el Taller Colonia de la Línea H. Por este motivo, el subte está de paro por 24 horas", señaló el sindicato de los metrodelegados en un comunicado.

Embed
Según el texto gremial, "en los últimos años, el subte se llevó las vidas de seis compañeros, cuatro de ellos por electrocución".

"A lo largo de este año la AGTSyP, junto a profesionales de higiene y salud laboral, preparó un protocolo de seguridad laboral basado en el Protocolo de Procedimiento General en materia eléctrica, que fuera presentado a la empresa y a Sbase hace varios meses sin respuesta alguna para su discusión y aplicación", subrayó.

"Ayer hubo una audiencia entre la parte empresarial y sindical por este mismo tema y no hubo avances debido a la negativa de Metrovías. Esta madrugada, un compañero muere por una grave falla de seguridad", puntualizó.

Embed
"La AGTSyP quiere, en primer lugar, llevar las condolencias a la familia y amigos del compañero. En segundo lugar, exige a Sbase y a Metrovías que dejen de ignorar lo que a seguridad respecta y sentarse a discutir en forma inmediata protocolos de seguridad e higiene. Los trabajadores/as del subte deben desempeñar sus tareas en un entorno apto y seguro, no con miedo de enfrentar a la muerte todos los días", concluyó.

Las irregularidades ya habían sido denunciadas ante la Subsecretaría de Trabajo porteña, que durante noviembre realizó inspecciones en todos los talleres de la red de subte. El resultado fue un acta de 53 fojas y una intimación a Metrovías para que en el término de diez días presente los protocolos de seguridad y los certificados de puestas a tierra, repare la iluminación en fosa y cambie los seccionadores en falla por automáticos de 1.500 watts, entre otros. La inspección al taller donde murió Matías se realizó el primero de noviembre pasado.

Las cinco "reglas de oro"– como la llaman los trabajadores y que le propusieron a la empresa- para evitar el riesgo eléctrico son básicas: cortar toda fuente de tensión, bloquear el acceso a las fuentes de energía para evitar que otro operario pueda activarla, constatar la ausencia de tensión con un sensor, cortocircuitar y poner a tierra la zona de trabajo para evitar que una posible fuga eléctrica pase por el cuerpo del trabajador y señalizar la zona de trabajo.


Temas

En Vivo