-

-

-

El gobierno de Bolivia dice que lo de Chapecoense no fue accidente: "Ha habido un asesinato"

10 de diciembre de 2016

"Si el piloto sólo hubiera cumplido lo que dice la norma, es posible que no hubiera habido esta tragedia", sentenció el ministro boliviano de Defensa, Reymi Ferreira.

El ministro boliviano de Defensa, Reymi Ferreira, acusó este viernes de "asesinato" al piloto del avión de LaMia, que se estrelló en Medellín con 77 personas a bordo, entre las que se encontraba el plantel de fútbol del club Chapecoense, por haber volado su nave con escaso combustible.

Reymi Ferreira
Reymi Ferreira, ministrro de Defensa de <a href=Bolivia" id="1327159-Galeria Mediana-1638014859_embed">
Reymi Ferreira, ministrro de Defensa de Bolivia

"En definitiva, no ha habido un accidente, ha habido un homicidio, lo que ha ocurrido en Medellín es un asesinato", dijo Ferreira a periodistas en Cochabamba, centro del país.

Ante la consulta de que si el piloto (Miguel Quiroga) era el responsable, Ferreira respondió: "obviamente, si el piloto sólo hubiera cumplido lo que dice la norma, que es aterrizar en Cobija o en Bogotá, o por lo menos antes de accidentarse haya anunciado emergencia desde el comienzo, es posible que no hubiera habido esta tragedia".

Sorpresa del utilero de Chapecoense
La sorpresa del utilero de Chapecoense
La sorpresa del utilero de Chapecoense

Según un informe oficial boliviano, Quiroga habría decidido omitir las paradas en puntos de reabastecimiento de combustible. Un técnico que sobrevivió a la tragedia testimonió también que el piloto no reportó una emergencia en el vuelo.

"Que alguien se atreva a llevar pasajeros con la gasolina exacta, viola un protocolo fundamental, básico de la aeronavegación civil, que debe tener al menos una hora y media de autonomía de vuelo desde donde parte hasta donde va a llegar", señaló Ferreira.

Despedida de jugadores Chapecoense (11).jpg

En el siniestro murieron 71 de las 77 personas que iban a bordo, entre ellas jugadores y directivos del club Chapecoense de Brasil y 22 periodistas.

En Vivo