-

-

Proyecciones que no fueron: inflación, inversiones, y el segundo semestre

10 de diciembre de 2016

Durante la campaña presidencial y en los primeros meses de gestión, Mauricio Macri y su equipo de funcionarios prometieron medidas y realizaron proyecciones en materia económica. El resultado, un año después, no fue el pronosticado.

Segundo semestre

De todas las proyecciones de Cambiemos para su primer año de gestión, la llegada del segundo semestre, que vendría con reactivación económica y mejora de las variables, fue de las más pregonadas. El Gobierno tuvo que salir a reconocer que la realidad sería distinta.
"Dije que el segundo semestre iba a ser mejor que el primero, no dije que la Argentina iba a estar con todos sus problemas resueltos en el segundo semestre. Este es un camino largo, las cosas no pasan de un día para el otro sino dando pequeños pasos todos los días. Y estamos dando pequeños pasos todos los días", admitió Macri cuando se hizo evidente que la recuperación no llegaría.

Embed
A días de terminar 2016, la actividad económica sigue sin arrancar y la mayoría de los índices reflejan caídas acumuladas en lo que va del año. Según informó a fines de noviembre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el EMAE en su conjunto retrocedió durante septiembre el 3,7% con relación a igual mes del año pasado, por la caída de la producción industrial y el menor consumo. En comparación a agosto, la merma fue del 0,8% y acumuló una baja del 2,4%. El indicador marca que la actividad hilvanó resultados negativos desde marzo.

Los economistas calculan que el año cerrará con una disminución del PBI cercana al 2%, aunque casi unánimemente coinciden en que 2017 mostrará crecimiento.

Embed
Inflación

En el inicio de la gestión de Cambiemos se trazó una de las principales metas para 2016: bajar drásticamente la inflación, en especial en el segundo semestre. El Gobierno estimó que en el año, o al menos de marzo a marzo, el índice sería de entre 20 y 25%. Sin embargo la realidad estuvo muy lejos de eso.

Independientemente de la fuente que se tome como referencia -consultoras privadas, IPC Congreso, o el IPC CABA- hasta julio la variación mensual siempre estuvo por encima del 2% con un pico en abril de casi 7%, tarifazo mediante. Desde mayo volvió el INDEC a difundir sus cifras, que estuvieron en línea con el resto de las mediciones.

Seguí leyendo la nota en Ámbito.com

Temas

En Vivo