-

Alberto Fernández, sobre Macri: "Estamos en manos de un psicótico"

10 de diciembre de 2016

En entrevista con C5N, el ex jefe de Gabinete fustigó al Presidente por las medidas políticas y económicas adoptadas en su primer año de gestión. "Se pusieron a curar el país pero lo terminaron enfermando más", definió.

"Estamos en manos de un psicótico, de un país que no existe", "este ha sido un año de muy mala gestión de Macri" y "se pusieron a curar el país pero lo terminaron enfermando más". Con esas frases lapidadirasdefinió al Presidente y a su gobierno el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández.
Al analizar por C5N el primer año de la administración de Mauricio Macri, el dirigente fue muy duro y criticó todas las medidas que llevó a cabo en este 2016 el jefe de Estado. E igual de mordaz fue con la vicepresidenta Gabriela Michetti, a quien le pidió que "aprenda el reglamento del Senado y se calle la boca".
Alberto fernandez macri
Alberto Fernández criticó el primer año de gobierno de Macri

A la hora de explicar por qué "estamos en un gobierno psicótico" enumeró: "En el mundo de Macri, la Argentina está mejorando, y en el mío no para de caerse; en el de Macri se crean empleos y en el mío 650 personas por día entran en crisis laboral; en el de Macri la inflación se está conteniendo, y en el mío aumentó 15 puntos".
Y continuó: "Macri dice una cosa que en los hechos permanentemente vemos que no se verifica, y eso es de un enorme costo porque la credibilidad se pierde mucho".
A su criterio, "a esta Argentina psicótica que propone el Gobierno hay que ponerle un punto", dijo y remarcó que lo que el martes hizo el Congreso con el acuerdo opositor por Ganancias "fue un llamado de atención al Gobierno, de decirle salí de tu lógica, el país idílico del que hablás no existe y realmente se está complicando el escenario".
Para Alberto Fernández, el Presidente "que tuvo un buen diagnóstico aplicó una terapia que si el enfermo tenía 37 grados hoy lo tiene con 40 grados, y hoy todo es más difíci". En este marco, ve un futuro muy sombrío para el país al punto de que, dijo, "si al Gobierno le va bien, pensemos que le va espléndido, el año que viene terminará con una inflación igual a la que le dejó Cristina, con el mismo déficit que Cristina pero en el medio tendrá más de dos millones de pobres, 200 mil desempleados y una deuda externa por encima del 60% del PBI, por lo cual estaremos infinitamente peor".