-

-

Google aterriza en Cuba para mejorar la velocidad de la conexión a internet

13 de diciembre de 2016

Google y la Empresa Estatal de Telecomunicaciones de Cuba, Etecsa, firmaron un acuerdo para mejorar la velocidad de acceso a los productos de Google en la red, una tímida mejora en el precario acceso a internet de la isla.

El documento fue acordado el pasado 23 de noviembre y rubricado en la capital cubana por el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, y la presidenta de Etecsa, Mayra Arevich.

Con este pacto, Cuba obtiene acceso hasta ahora vetado al servicio Google Global Cache, lo que permite "acortar el tiempo de acceso a los contenidos de Google en internet, proporcionando una mayor velocidad y calidad en el servicio y la optimización de las capacidades de la red internacional Etecsa", informó la empresa cubana.

"Este acuerdo permite a Etecsa utilizar nuestra tecnología para reducir la latencia al entregar localmente algunos de nuestros contenidos más populares y de mayor ancho de banda, como los vídeos de Youtube", señaló Google en un comunicado.

La presencia de Google en la isla se remonta al año 2014, pocos meses antes del deshielo diplomático entre Cuba y EE.UU., cuando lanzaron por primera vez productos como Google Chrome, Google Play, Google Analytics.

"Todos estos proyectos se relacionan con los valores más esenciales de Google: lograr que toda la información del mundo sea accesible y útil para todos, sin importar los costos, la conectividad o las barreras del idioma", añade.

Embed
Desde el inicio del deshielo, EE.UU. expresó en varias ocasiones su interés por que se abra el acceso a la internet en Cuba, actualmente ubicado entre los países con una de las tasas de penetración más bajas del mundo y flexibilizó algunas restricciones del embargo a la isla con ese fin.

Sin embargo, las autoridades cubanas esgrimen que esas medidas tienen un alcance limitado y que el "bloqueo" sigue vigente y dificulta la adquisición de software y tecnologías de la información.

En Cuba el acceso a internet en los domicilios está prohibido y solo es posible para profesionales como periodistas, abogados o académicos con una autorización gubernamental, aunque desde julio de 2015 se han habilitado por toda la isla cientos de zonas wifi en lugares públicos a unos dos dólares la hora de conexión.

Aunque desde hace varios años los cubanos se podían conectar en salas de navegación, a precios más caros que ahora, fue la instalación de las zonas WiFi en espacios públicos desde el año pasado lo que multiplicó las opciones de conectividad de la población cubana, que anhela un acceso más fácil a la red.

Gracias a esas zonas, Cuba llegó el año pasado a los casi 4 millones de usuarios de internet, un 20 % más que el año anterior.

Temas

En Vivo