-

Dice que no la dejaron entrar a un boliche porque "no tenía el pelo femenino"

15 de diciembre de 2016

Una chica de 22 años radicó una denuncia ante la Defensoría de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans de la Capital porque fue a un cumpleaños con unos amigos y se le negó el ingreso a causa de una rasta que tiene en la cabeza.

Paula Cáceres tiene 22 años y el miércoles radicó una denuncia luego que no la dejaran entrar en un boliche porque "no tenía el pelo femenino". La joven explicó que el acto de discrimiación ocurrió el pasado sábado 10 en el boliche porteño Jannoy.

Ella había llegado al local de la avenida Córdoba con un grupo de amigos para festejan un cumpleaños, pero al llegar comenzaron los problemas con el patovica de la puerta. De acuerdo con lo que publica la agencia Paco Urondo, una amiga intervino en defensa de Paula y allí se le negó el ingreso a todo el grupo.

Embed

Según contaron las chicas, el patovica miró a la amiga de Paula y le dijo: "No puede entrar con el pelo así", en referencia a una rasta que usa Cáceres. "Tiene que tener un pelo más normal", agregó el guardia. Y cuando le insistieron para que se explique le dijo a la amiga: "Así, largo, femenino, como vos".

Es así que el miércoles Paula radicó la denuncia ante la Defensoría de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (LGBT) de la Ciudad de Buenos Aires. "Alzar la voz es el primer paso, decir lo que pasa", explicó la joven. Y agregó: "Por suerte están las redes sociales que facilitan también viralizar estas situaciones, uno lee denuncias todo el tiempo. Todos tenemos la posibilidad de comunicar, pero hay que saber cómo hacerlo."

Temas

En Vivo