-

-

Papel Prensa: sobreseyeron a Magnetto, Herrera de Noble y Mitre

16 de diciembre de 2016

El juez Julián Ercolini benefició con el sobreseimiento a los principales directivos de los diarios Clarín y La Nación en la causa que investigaba presuntos delitos de lesa humanidad en el marco de la apropiación de Papel Prensa.

El juez federal Julián Ercolini sobreseyó este viernes a los empresarios de Héctor Magnetto, Bartolomé Mitre, Ernestina Herrera de Noble, Raymundo Podestá y Guillermo Gainza Paz en la causa Papel Prensa, en la que fueron denunciados por el Estado nacional durante la anterior gestión de gobierno.

Ercolini sostuvo que no hay en la causa "elementos objetivos" que lleven a considerar vinculación o condicionamiento entre el traspaso de las acciones de la empresa productora de papel diario y delitos de lesa humanidad previos a esa operación, durante la última dictadura.

Embed
En un fallo de 138 páginas, el magistrado desechó que la transferencia de las acciones del Grupo Graiver a los directivos de los diarios Clarín, La Nación y La Razón, realizada en noviembre de 1976, tuviera relación con el secuestro de familiares y allegados al fallecido empresario David Graiver, para que firmen la operación entre su viuda Lidia Papaleo y esos empresarios.

"No existen en autos elementos objetivos, imparciales y que de modo unívoco puedan llevar a considerar, cuanto menos con un grado mínimo de probabilidad, que la venta de las acciones de Papel Prensa S.A., acaecida hace 40 años, en noviembre de 1976, hubiera sido parte, hubiera derivado o hubiera estado condicionada por la comisión de delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar", sostuvo el fallo.

"No se ha probado de modo alguno una vinculación entre los adquirentes de PPSA el día 2 de noviembre de 1976 y los mencionados hechos previos de coacciones, intimidaciones y amenazas. Por lo contrario, puede inferirse que habrían estado originadas por deudas previas o por relaciones financieras entre el grupo empresario y la agrupación Montoneros", sostuvo en otro tramo de su fallo.

Embed
Ercolini destacó que la hipótesis que motivó la apertura de la investigación sobre las circunstancias de adquisición de las acciones de la empresa Papel Prensa S.A. "fue la afirmación de la vinculación de los hechos de detenciones ilegales y tormentos sufridos por personas integrantes, familiares y allegados al Grupo Graiver con los titulares de FAPEL S.A".

"Se ha aseverado desde las primeras intervenciones en el trámite de la presente causa que eran claros e inescindibles los hechos de privación ilegal de la libertad -por los que hubo juzgamientos y condenas en distintos procesos- y la adquisición de Papel Prensa S.A., de modo que para dichas tesis, la empresa habría sido virtualmente arrebatada gracias a la comisión de tales graves delitos, propios de la dictadura militar que gobernó por la fuerza entre los años 1976 y 1983".

Por el contrario, según el magistrado, las pruebas acreditadas en la causa "permiten afirmar la escindibilidad entre unos y otros hechos. Esto es, más allá de afirmaciones u opiniones vertidas por partes en este proceso, no existe en términos probatorios vinculación lógica, ni relación de causalidad entre las detenciones ilegales y la operación comercial aludida".

Embed
La denuncia del Estado nacional se concretó en el año 2010, luego de que la entonces presidenta Cristina Kirchner presentara en la Casa de Gobierno el informe titulado "Papel Prensa, toda la verdad". Allí se vinculó la transferencia del paquete accionario de la primera productora nacional de papel para diarios al secuestro de los familiares y allegados al banquero David Graiver tras su muerte en un accidente aviación en México en agosto de 1976.

Su viuda, Lidia Papaleo fue secuestrada el 14 de marzo de 1977, al igual que el hermano del fallecido jefe del grupo, Isidoro Graiver, el 17 de marzo y en abril se sumaron el apoderado Rafael Ianover, el cuñado Osvalo Papaleo y el abogado Jorge Rubinstein, fallecido durante la aplicación de tormentos.

Todos permanecieron secuestrados en el denominado "circuito Camps" de comisarías próximas a la ciudad de La Plata, donde fueron torturados y en testimonios posteriores a los hechos aseveraron que sus captores los presionaron de esa forma para forzar la transferencia de las acciones de Papel Prensa.

Embed
"Una lectura atenta, objetiva e imparcial del marco probatorio recogido en autos lleva a sostener lo antes expuesto. Ante todo, debe señalarse que la cesión de las acciones de PPSA se realizó el día 2 de noviembre de 1976, lo fue a título oneroso", aseveró Ercolini en el fallo.


Temas

En Vivo