-

-

Rechazaron el pedido de prisión para los sacerdotes pedófilos

22 de diciembre de 2016

Los sacerdotes Nicolás Corradi y Horacio Corbacho, procesados en el caso del Instituto Antonio Próvolo seguirán detenidos en el penal de Boulogne Sur Mer, en Luján de Cuyo.

La Justicia mendocina denegó este jueves el pedido de prisión domiciliaria a Nicolás Corradi y de prisión preventiva a Horacio Corbacho, los sacerdotes detenidos en la causa que investiga los abusos sexuales perpetrados contra niños hipoacúsicos en el Instituto Antonio Próvolo, de Luján de Cuyo.

Los pedidos habían sido formulados por la defensa de ambos sacerdotes, de 82 y 55 años de edad, pero con la decisión de la jueza de Garantías Alejandra Alonso ambos deberán continuar el proceso en una cárcel común.

Embed
Tanto los dos sacerdotes como los otros tres acusados, empleados del establecimiento educativo, permanecen alojados en el penal de Boulogne Sur Mer, de esta capital.

Sergio Salinas, vicepresidente de la Fundación Xumek, dijo en declaraciones a la prensa que Corradi y Corbacho "no hicieron ninguna declaración, estaban con las manos como rezando. Era la única postura que tenían mirando para abajo. Desde Xumex hemos planteado que era imposible que les den la libertad a estas personas".

Asimismo, manifestó que el pedido de la defensa era que "la prisión domiciliaria se lleve a cabo en el Instituto Próvolo", lo que es "una falta de respeto a la dignidad de las víctimas que hoy no tienen amparo de educación".

Salinas sostuvo que las familias "han confiado en nosotros la representación legal y desde Xumex siempre cuidamos a las víctimas".



Temas

En Vivo