-

Por la amenaza a Macri, Bullrich prometió "una clara persecución penal"

23 de diciembre de 2016

Tras una nueva serie de tuits donde prometían asesinar al presidente Mauricio Macri, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, explicó que "en casi todos los casos que hubo amenazas hubo gente procesada".

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, repudió este viernes las últimas amenazas de muerte contra el presidente Mauricio Macria través de Twitter y señaló que se trata de "algo que se viene repitiendo, es un modus operandi", por lo que remarcó que el Gobierno va a ejercer "una clara persecución penal" a quienes utilicen "lenguaje o metodologías violentas" de este tipo.

"Nosotros decimos claramente 'no a la impunidad, no a la permisividad de que la Argentina a la violencia la tomemos como algo cotidiano y común'", enfatizó la funcionaria luego de que el jueves se conocieron una serie de tuits con amenazas contra Macri con pistolas, balas y la advertencia de que "pronto morirá".

Embed

Ante esta nueva intimidación, Bullrich aseguró que el Gobierno impulsa "una clara persecución penal a todos aquellos que utilizan lenguajes violentos o utilizan metodologías violentas" y con esto "generan un clima de violencia".

"Es algo que se viene repitiendo, es un modus operandi. Muchos intentan cubrir su identidad, pero hemos llegado a casi todos los que han realizado este tipo de amenazas", indicó.

Frente a este tipo de hechos, puntualizó que "es fundamental la tarea del Departamento de Cibercrimen" de la Policía y "la judicialización del tema", que deviene de "una investigación, y en casi todos los casos que hubo amenazas hubo gente procesada".

"Muchos intentan cubrir su identidad, pero hemos llegado a casi todos los que han realizado este tipo de amenazas"

En cuanto a esta última amenaza, sostuvo que se trata de "varios tuits, desde una cuenta abierta para esto, porque tiene cero seguidores, con un nombre ficticio" y "hay un mensaje muy tétrico de una persona que dice 'vamos a matar a Macri por lo que está haciendo'".

Bullrich afirmó que las amenazas "que tenían intención política bajaron porque hubo casos reconocidos en los que (el juez Ariel) Lijo no sólo procesó a quien amenazó, sino que lo embargó".

En este sentido, repasó que "la semana pasada hubo un detenido en Mar del Plata por casos similares", en referencia al caso del hombre que fue apresado tras escribir en Twitter: "Qué bueno sería ver a Mauricio Macri asesinado en un acto público".

Temas

En Vivo