-

-

-

Las expectativas económicas de los argentinos muestran un franco retroceso

27 de diciembre de 2016

Un informe elaborado por Kantar TNE Gallup Argentina evidencia la caída en todos los indicadores que relevan al confianza de los consumidores a la hora de realizar una compra. El Índice de Expectativas Económicas está apenas por encima del nivel registrado tras el estallido de la crisis de 2001.

El año que termina estuvo marcado por el deterioro de todos los índices económicos y sociales. La desbandada de la inflación, el aumento de la pobreza y del desempleo, la caída del poder adquisitivo del salario y el duro golpe que implicaron los tarifazos a los servicios públicos esenciales, tuvieron un impacto directo en las expectativas económicas de los argentinos.

Así lo demuestra el Índice General de Expectativas Económicas (IGEE) elaborado por Kantar TNS Gallup Argentina. El IGEE se elabora desde 1982 y mide, tanto en la Argentina como en otros países, las expectativas sobre las vaivenes en la economía y su repercusión en las decisiones de consumo de la población.

Embed
Así las largas disputas en torno a los tarifazos en la primera mitad del año y la pelea por la reforma al Impuesto a las Ganancias en el último mes afectaron las expectativas económicas. De hecho el IGEE termina el año en niveles apenas por encima de los registrados tras el estallido socio económico que puso fin al gobierno de Fernando de la Rúa.

Según el último informe de Kantar TNS, el IGEE se ubicó en enero pasado en 92 puntos con tendencia a la baja en el primer semestre. Aunque se registró una leve recuperación en el segundo semestre a fines de noviembre volvió a caer y retrocedió hasta los 86 puntos.

El estudio arrojó además que el sub-índice de situación general actual y futura a nivel económico y laboral, también sufrió variaciones a lo largo del año. De acuerdo con Kantar la percepción de los argentinos sobre su situación actual (tanto económica como laboral) cayó 9 puntos durante el primer año de gestión de Mauricio Macri.

Embed
Misma progresión siguió el sub índice sobre expectativas futuras que tuvo su fase de mayor optimismo en spetimebre durante la celebración del denominado Mini Davos, pero que termina el año con una caída de 4 puntos con respecto a enero pasado.

Kantar TNS también elabora el sub índice "Momento para comprar bienes durables". La evolución de este indicador entre enero y noviembre pasados evidenció un estancamiento: cayó 4 puntos en lo que va del año y demuestra así la cautela de los consumidores a la hora de definir una compra.

Según el informe entre las variables que afectaron el IGEE se destacan el alto proceso inflacionario experimentado a lo largo del año, sumado al alto costo en el acceso al crédito, la pérdida del poder adquisitivo del salrio y la consecuente caída en la demanda y profundización de la recesión económica.

Embed



Temas

En Vivo