-

-

Contactó por Facebook a una menor con retraso madurativo para tener sexo

27 de diciembre de 2016

Se trata de un joven de 29 años quien fue procesado luego de contactar a la menor y manipularla para tener relaciones sexuales. Según determinaron las psicólogas, la menor no tiene capacidad de consentir relaciones sexuales adultas.

Francisco Yamir Jaguer, de 29 años, fue procesado este martes por el Ministerio Público Fiscal de Puerto Madryn, por el hecho calificado como "Grooming", previsto y reprimido por el artículo 131 del Código Penal Argentino con penas de seis meses a cuatro años al que "por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma".

Embed

Según publicó ElPatagonico.com, la denuncia la realizó la encargada de la menor, quien le prestó su teléfono celular para que tome una foto, en ese momento pudo constar que había tenido una conversación por Facebook con una persona de nombre Francisco Jaguer, el hombre la invitaba a encontrarse para mantener relaciones sexuales.

La víctima además de ser menor de edad cuenta con un leve retraso madurativo lo cual advierte sobre la vulnerabilidad de su estado. Según determinaron las psicólogas, la menor no tiene capacidad de consentir relaciones sexuales adultas, en la forma que se originó el hecho (contactada por redes sociales, de persona desconocida y mayor, con posibilidad de manipulación). Jaguer está acusado en otra causa, por un hecho de abuso sexual, la cual irá a juicio oral y público.

¿Qué es Grooming?

"En líneas generales, el grooming tiene tres objetivos: concertar un encuentro real con una menor para concretar un abuso; el acoso virtual; y obtener fotografías o videos en situación de desnudez", explicaron desde el Ministerio Público Fiscal de la provincia del Chubut. Entre las medidas de precaución, mencionaron que "se recomienda a los padres tomar medidas preventivas como situar las computadoras en entornos visibles, no en las habitaciones de los niños, dialogar con ellos acerca de sus actividades en la red o instalar programas de control parental no invasivos en sus computadoras capaces de filtrar determinados accesos de los menores a sitios web".

En noviembre de 2013 el Congreso de la Nación sancionó la ley Nº 26.904, donde establece penas de hasta 6 años para aquellas personas que atenten contra la integridad sexual de un menor de edad en la República Argentina.

Temas