-

-

Un insólito escándalo sexual involucró a Samir Nasri, jugador del Sevilla

28 de diciembre de 2016

El mediocampista francés Samir Nasri se vio envuelto en una gran polémica en las redes sociales, en las que admitió haber tenido sexo con una masajista. Luego dijo que le habían hackeado la cuenta.

Todo comenzó con un tuit de la cuenta @DripDoctors, la clínica de California que atendió al jugador de 29 años. "Hemos proporcionado a Nasri un tratamiento para mantenerlo hidratado y con la máxima salud durante su ocupada temporada de fútbol con el Sevilla", escribieron desde la clínica como agradecimiento al jugador por haber tomado sus servicios. Hasta ahí, todo normal.

Embed
Sin embargo, nadie imaginaba lo que vendría después. Como respuesta a este tuit, el jugador del Sevilla comenzó a revelar supuestas intimidades de lo que pasó luego de que lo atendiera la mujer con la que se lo ve en la foto.

"También me proporcionaste un servicio sexual completo justo después. Así que chicos, asegúrense de pedir este servicio. Esa pu.. vino y me cog.. la misma noche", arrancó la respuesta desde el Twitter oficial del jugador, que no se quedaría ahí.

Ante la repercusión de esta publicación, la clínica decidió avisar que a Nasri le había hackeado la cuenta, para evitar quedar envuelta en el escándalo que se estaba viviendo.

Embed
Pero Nasri (o mejor dicho, su cuenta de Twitter), no cesó en su relato y continuó con la catarata de tuits: "Lo siento chicos yo sólo quería que el mundo conociera que mi novia Anara estaba conmigo en el momento que había reservado a esta chica mi tratamiento de IV Drip. A su llegada, Anara había salido de la habitación y esta chica ha pedido mi número para salir conmigo esta noche. Ella entonces continuó dándome servicio completo en mi habitación de hotel así que duplicó sus servicios. Simplemente darles la 'exclusiva' de este servicio de @DripDoctors".

Durante varios minutos la cuenta del jugador continuó ventilando supuestas intimidades y respondiendo a los tuits de la clínica, hasta que fue eliminada por unas horas de Twitter.

A su regreso, el mensaje de Samir Nasri fue simple: "Mi cuenta fue hackeada, perdón por lo que pasó más temprano".

Embed
Lo cierto es que todo parece indicar que se trató de una "venganza" de Anara, ex novia del futbolista, aunque el curioso método no deja de llamar la atención.

Temas

En Vivo