-

-

Sala, antes del fallo: "No se dejen apretar por el poder político; dicten lo justo"

28 de diciembre de 2016

En su alegato final la líder de la Tupac Amaru aseguró que hoy se encuentra en el banquillo de los acusados por haber ayudado a recuperar la cultura del trabajo tras la década del '90 y el estallido de 2001 y haber dignificado así a miles de jujeño.

La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, aprovechó los breves minutos de su alegato final para reclamar a los jueces que "no se dejen apretar por el poder político" y les pidió que "dicten lo justo".

El tribunal pasó a un cuarto intermedio y se espera que dé a conocer la sentencia en la causa en que se la acusa a Sala de haber estado detrás de la organización de un escrache, hace siete años, al ahora gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, alrededor de las 18.30 de este miércoles.

Milagro Sala.mp4
"Lo que hicimos fue volver a instalar la cultura del trabajo después de la década del '90, después del 2001, cuando nos querían conformar con un plan trabajar" aseguró Sala y siguió: "Volvimos a inculcar también que había que construir nuestra propia vivienda, nuestro propio futuro y que no había que pensar en comer hoy, sino que había que pensar en comer hoy, mañana y pasado".

"Siento mucho dolor por la injusticia que estamos viviendo porque no hemos robado nada, hemos trabajado y hemos dignificado a miles de compañeros" aseguró la líder de la Tupac Amaru y sentenció: "Ese fue nuestro pecado. Sólo queríamos igualdad en un país rico como éste".

"Dignificar a los que menos tienen significó que hoy esté sentada en este sillón" dijo y les pidió a los jueces: "no de dejen apretar por el poder político. Dicten lo justo. No se dejen apretar por Morales".

Embed
A su vez Graciela López, otra de las imputadas aseguró que a lo largo del juicio "quedó claro el revanchismo político hacia las organizaciones sociales por parte del mismo sector político que fue responsable de la crisis de 2001".

"Hoy se criminaliza la protesta" aseguró López y disparó: "En esta provincia hace 40 años que esperamos respuestas por los juicios de lesa humanidad y nunca nos dieron respuestas. Y nosotros, luchadores esperando sentencia, mientras Carlos Pedro Blaquier está libre".

Embed


Temas