La mujer baleada en Mar del Plata es pareja de un ex policía prófugo

03 de enero de 2017

Se trata de Alicia Mambreani, quien es pareja de Iván Becerra, uno de los fugados de la cárcel de Viedma, en octubre último. La mujer sufrió dos impactos de bala. Tanto ella como su hija están fuera de peligro.

La mujer baleada este martes junto a su hija de 9 años dio una versión inicial falsa sobre lo que le pasó para ocultar el verdadero motivo del ataque, que estaría relacionado con el mundo de la delincuencia.

De acuerdo con la información de los investigadores, la víctima, Alicia Mambreani, de 33 años, oriunda de Viedma y su hija de 9 años, no fueron baleadas como dijo ella en la calle, camino a la playa. Finalmente, tras varios interrogatorios, Mambreani confesó que recibió los disparos en el interior de su vivienda. Para el comisario mayor Salvador Palmiero "es muy probable que esa versión sea así, pero aún no lo podemos confirmar". En declaraciones a C5N, el policía fue tajante: "Esta mujer mintió mucho y no sabemos bien todavía cómo ocurrieron los hechos".

Mambreani es la pareja del ex policía Iván Becerra, uno de los fugados en octubre de 2016 de la cárcel de Viedma.

Becerra se encontraba detenido por la causa en la que se investiga el incendio ocurrido el 26 de julio de 2015, cuando desconocidos accedieron al edifico del Poder Judicial de la provincia de Río Negro, en Laprida N° 292 de Viedma, para luego ingresar a las dependencias del Juzgado de Instrucción N° 4, del tercer nivel, rociar con combustible las instalaciones y prenderlas fuego.

Embed

Los encargados de la pesquisa determinaron que el lugar donde ocurrió el ataque no fue dónde Mambreani dijo, es decir en la Costa y la calle Beltrán, si no en una casa de Daprotis al 4100 donde alquilaba hasta el 8 de enero.

Pero el relato inicial indicaba que Mambreani junto a su hija caminaban por la Costa y Beltrán cuando misteriosamente fueron atacadas a tiros por los ocupantes de un automóvil que luego se fue a la fuga. La mujer explicó que con el teléfono de su hija llamó a Laura y que ésta envió a un amigo a buscarla.

Sin embargo las cámaras de seguridad urbana apostadas en esa esquina fueron analizadas y no se observó nada parecido. En el horario en cuestión, entre las 5 y las 8, poco es el movimiento de personas detectado, tanto en las 3 cámaras instaladas en el cruce costero, como en lo registrado por las cámaras de la calle Beltrán, que es por donde supuestamente llegaron caminando madre e hija.

Lo llamativo para el fiscal Fernando Castro y la policía (DDI Camet Norte y comisaría séptima) es que nunca hubo un llamado con pedido de auxilio al 911 y ni siquiera transeúntes que ayudaran.

Tampoco que alguien se haya dirigido al Parque Camet, a solo 200 metros de allí, donde tiene su base operativo el Comando Norte.

Mambreani sufrió dos impactos de bala: uno en muslo pierna derecha, arriba de la rodilla, con orificio de entrada y salida; el segundo en el tobillo izquierdo, con el proyectil aún alojado. Tras recibir el alta se dirigió al Materno Infantil donde su hija permanece internada con una herida por encima de la rodilla derecha, con orificio de entrada y salida.

Por el momento no quiso responder nuevas preguntas ante el personal policial ni ante enviados de la fiscalía de Fernando Castro.

Embed

Fuga de Viedma

El 6 de octubre último se fugaron del penal de Viedma tres presos: la fuga se produjo alrededor de la medianoche y los evadidos fueron identificados como Fernando Javier Busto, Lucas Ezequiel Giménez Pazos, el ex policía Iván Becerra, quien está involucrado en la causa por un incendio en una dependencia del Poder Judicial, en tanto el cuarto interno no fue aún identificado.

Los evadidos tenían un cricket con el que lograron doblar los barrotes de las rejas y así acceder al terreno lindante del penal, donde cortaron el alambrado perimetral y salieron a la calle.

Fuera del complejo, aparentemente un cómplice los aguardaba a bordo de un auto Chevrolet Cruze color blanco, en el que escaparon.

La policía de Río Negro desplegó un intenso operativo cerrojo en los puentes que unen las ciudades de Viedma con Carmen de Patagones, con el fin de evitar que los prófugos crucen a la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, Pazos fuerecapturado hace unos días en la localidad de Miramar, mientras se movilizaba en el Chevrolet Cruze utilizado aparentemente en la fuga.

De acuerdo con el diario La Capital, la presencia de Mambreani en Mar del Plata, puesta en evidencia con el ataque a tiros de esta mañana, elevó la probabilidad de que Becerra estuviera oculto por la zona. Esta posibilidad ya había sido analizada tras la detención de Pazos en Miramar.

Temas

En Vivo