-

Detuvieron a dos personas por el triple crimen de Moreno

04 de enero de 2017

Dos hombres fueron detenidos acusados de participar del triple crimen de Moreno del 30 de diciembre último, en el que fueron asesinados dos hombres y una mujer en un "búnker" narco.

Dos hombres fueron detenidos acusados de participar del triple crimen de Moreno del 30 de diciembre último, en el que fueron asesinados dos hombres y una mujer en un "búnker" narco, y la sospecha de los investigadores es que el hecho fue parte de una venganza por el robo de un cargamento de droga, informaron fuentes policiales.

Uno de los detenidos es un hombre llamado Jorge Oscar Pereyra Gallardo (37), alias "Murdock" o "Colorín", quien fue aprehendido por efectivos de la seccional 1a. de Moreno y de la Jefatura Departamental de ese distrito durante un allanamiento realizado en una casa ubicada en la calle Canadá 5854, del barrio Lomas, de ese partido del oeste del conurbano.

Embed
Durante el allanamiento en el que fue detenido "Murdock", quien tiene antecedentes penales por homicidios y otros delitos y purgó una condena hasta el 2014 en el Penal de Florencio Varela, se secuestró una pistola calibre 9 milímetros marca Tenfoglio, una escopeta tipo Ithaca calibre 12/70, un chaleco antibalas y hasta un uniforme de la Policía Federal.

La principal hipótesis que manejan los investigadores es que el triple crimen está vinculado al narcotráfico y que se trató de una venganza por una "mejicaneada" de un cargamento de drogas para vender.

Las víctimas fueron identificadas por la policía como Jorge Luis Trovato (34), Jonathan Damián Catriel Flores (22) y Yésica de los Ángeles Garcilazo (24), quienes, se cree, estaban a cargo de ese "búnker" narco bajo las órdenes de un hombre al que los vecinos conocían con el apodo de "Yeyé".

Según las fuentes, el hecho ocurrió la madrugada del 30 de diciembre último en una casilla del denominado barrio "La Perla", ubicado en el cruce de la avenida La Plata y Storni de Moreno.

En el lugar se hallaron unas 15 vainas servidas, todas de calibre 9 milímetros, pero cada uno de los hombres fue ejecutado de un tiro en la cabeza en lo que sería el living de la vivienda, mientras que en la única pieza fue encontrada muerta la mujer, con disparos en el abdomen.

"La casa no tenía mobiliario, solo una silla en el living y una camita en la pieza, tal como pasa en los búnker de este tipo", dijo a Télam uno de los investigadores.

Además, en la pieza, donde fue hallado el cadáver de la mujer, se secuestró una bolsa con 55 dosis ya fraccionadas en sobres de papel glasé metalizado, de lo que aparenta ser clorhidrato de cocaína.

Temas

En Vivo