-

-

Carrie Fisher eligió una urna con forma de pastilla de Prozac

06 de enero de 2017

La actriz pidió ser cremada y sus cenizas fueron depositadas en una caja con forma de la píldora antidepresiva, que era su posesión favorita.

La actriz Carrie Fisher fue la última luminaria de su clan de Hollywood, digna heredera de su madre, Debbie Reynolds, y a la hora de encontrar el descanso eterno hizo las cosas a su manera: pidió ser cremada y sus cenizas fueron depositadas en una caja con forma de pastilla de Prozac.

Embed
El Prozac es uno de los antidepresivos más vendidos en los Estados Unidos, pero Fisher, quien hizo pública su lucha para encontrar la estabilidad mental, le había encontrado el lado cómico al comprar una caja con forma de píldora, donde su hermano decidió que estaría feliz, informó el sitio ETOnline.

"La posesion favorita de Carrie era una pastilla de Prozac gigante que se había comprado hace años. Una píldora grande. La amaba, estaba en su casa y Billie y yo pensamos que ahí es donde le gustaría estar. No encontramos nada más apropiado, a ella le hubiese gustado", explicó Todd Fisher tras el funeral de su hermana y su madre, quienes murieron con 24 horas de separación.

Temas