-

Usan los restos del nazi Josef Mengele para estudiar medicina en Brasil

12 de enero de 2017

Autor de experimentos con detenidos en el campo de concentración Auschwitz, Josef Mengele murió en San Pablo y nadie reclamaba sus huesos. Ahora se los utiliza en clases de medicina forense.

Los restos de Josef Mengele, autor de terribles experimentos médicos en el campo de concentración nazi de Auschwitz, permanecieron en una bolsa del Instituto de Medicina Legal de San Pablo sin que nadie los reclamara. Ahora, se los usarán para dar clases de medicina.

El doctor Daniel Romero Muñoz estuvo al frente el equipo que identificó los restos en 1985 y como director del Departamento de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Pablo consiguió autorización para usarlos en las clases de medicina forense.

Embed

"Los huesos ayudan a examinar los restos de un individuo y a cotejar esa información con los datos de los documentos relacionados con esa persona", explicó Muñoz sobre cómo prepara a estudiantes con los restos de quien fue conocido como el "Ángel de la Muerte".

Mengele murió ahogado en 1979, frente a las costas de San Pablo. Había estado prófugo durante años en los tras realizar experimentos entre los detenidos y por enviar a miles de personas a las cámaras de gas durante.

"Su vida como prófugo y el misterio que lo rodea contribuyen a hacer que los huesos resulten una herramienta educativa particularmente buena", señaló Muñoz.

Temas

En Vivo