-

Para Zaffaroni, la participación de los menores en los crímenes de la Ciudad "es bajísima"

14 de enero de 2017

El ex juez la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni relativizó por Radio 10 la incidencia de los menores en los homicidios de la Ciudad. "Los institutos son cárceles para chicos", consideró.

El ex juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni resaltó que hay una "incidencia bajísima" de homicidios cometidos por menores de 16 años y afirmó que "no es el gran drama en términos generales", al tiempo que reconoció que con la legislación actual a los adolescentes "no se le hace un proceso" judicial debido.

Embed
"Lo primero que pasa con un chico menor de 16 es que no se le hace un proceso. No hay un proceso previo en el que se le prueba como a cualquier adulto que cometió un delito. Ahí se lo está privando de garantías", sostuvo el actual integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En diálogo con Radio 10, el magistrado se refirió a la intención del Gobierno de discutir una reforma del régimen penal juvenil y afirmó que "la llamada baja de imputabilidad no es ninguna baja de imputabilidad: es saber si se le aplica al niño o adolescente la misma pena que el adulto o no. En definitiva es eso".

"Tenemos en delitos graves en la Ciudad una incidencia en homicidios de menores de 16 años bajísima, de uno por año y a veces no hay ninguno. De modo que ese no es el gran drama en términos generales", precisó.

Embed
Respecto a las medidas a imponer ante un menor que cometió un delito, Zaffaroni señaló que "internar a un chico es una pena, es como una cárcel para chicos", a la vez que reclamó que "hay que probar judicialmente que el chico hizo algo".

"Si tenemos apenas un caso por año, aproximadamente, no se justifica que se tome una medida represiva para todos los adolescentes de esa edad. Sino, lo que estamos haciendo es meter preso al que se hurtó el sándwich de milanesa", graficó el juez de la CIDH. En ese sentido, destacó que los adolescentes involucrados en hechos delictivos "por el hecho de ser menores no dejan de ser ciudadanos, y tienen los mismos derechos que todos ante la Justicia".

Zaffaroni planteó: "¿Qué se hace con el adolescente menor de 16 años? Se lo puede internar, pero no hay un proceso previo donde se nos pruebe, como se nos prueba a cualquier adulto, que comete un delito. Y ahí se le está privando de garantías, ese es el problema".

"Las medidas (que actualmente se aplican) de alguna manera son penas; internar a un chico, no nos engañemos, es como una suerte de cárcel. Para imponer esa medida hay que probar judicialmente", insistió.



Temas

En Vivo