-

A una chica nadie le daba trabajo y terminó abriendo su propia panadería

19 de enero de 2017

Con 22 años, Collette Divitto quería trabajar en una panadería pero todos la rechazaron por tener Síndrome de Down. Decidió entonces poner su propia empresa en Estados Unidos.

Collette Divitto siempre fue aficionada a la cocina. Ya desde pequeña se pasaba las horas jugando entre harina y huevos haciendo unas deliciosas galletitas. Así que cuando cumplió 22 años, decidió que quería, por fin, trabajar en un panadería de la zona de Boston, en Estados Unidos.
joven puso panadería (2).jpg
Sin embargo, Divitto discriminada por tener Síndrome de Down al momento de buscar trabajo. "Muchas personas que me entrevistaron me dijeron que yo era muy guapa, pero que no era una buena opción para ellos. Fue muy doloroso y me sentí muy rechazada", dijo la joven en una entrevista.
joven puso panadería (3).jpg
Tras el rechazo, la joven empezó a desanimarse. Pero no se rindió: comenzó a ola idea de poner su propia panadería.
Ahora, gracias a la ayuda de su hermana y de su madre, constituyó una panadería llamada Collettey. Después de que las noticias locales hablaran sobre su historia, los pedidos se duplicaron, y en diciembre del año pasado tuvo más de 10.000.
Embed
"El mayor éxito hasta el momento es lo rápido que está creciendo mi empresa, lo que significa que puedo comenzar a contratar personal, con y sin discapacidad", señaló la joven. "Nunca -agregó- se den por vencidos.No dejen que nadie te ponga triste ni te haga sentir rechazado. Mantén tu motivación y persigue tus sueños".

Temas

En Vivo