-

-

Los hoteles cuestan un 40% más los fines de semana en la Costa

23 de enero de 2017

Los alojamientos en la costa atlántica bonaerense cuestan un 40% durante los fines de semana por el fenómeno de las "microvacaciones".

En la primera quincena de enero se instaló con fuerza el fenómeno de las microvacaciones. Turistas que buscan las playas bonaerenses de viernes a domingo, por lo que la demanda aumenta y con ella suben los valores por noche durante estos días.

"Notamos incrementos en los precios de alojamiento durante los fines de semana. Es una discusión que llevamos adelante hace tiempo con los privados, que aprovechan estas tendencias para subir los precios. Pero al turista hay que tratarlo bien porque después no vuelve a elegirnos", aseguró a Ámbito Financiero Eduardo Isach, secretario de Turismo del partido de Pinamar.

Embed
Las diferencias se notan a la hora de buscar alojamiento a través de las principales plataformas de Internet. Por ejemplo, un hotel cinco estrellas ubicado en el centro de Mar del Plata se oferta durante la noche del martes 24 de enero a $1.920; la misma habitación, pero durante el sábado 28 del mismo mes cuesta $2.688, es decir, casi un 40% más con una diferencia sólo de cuatro días. "Esta tendencia tiene una lógica que se observa en el comportamiento del viajero que, a diferencia del año pasado, ahora opta viajar por el país durante el fin de semana", agregó una fuente de la agencia Despegar.com.

La primera quincena del año registró en el partido de Pinamar, que incluye a Valeria del Mar, Ostende y Cariló, una ocupación promedio que rondó entre el 60% y el 65% durante la semana, alcanzando picos de entre 70% y 75% en los fines de semana. Fue justamente la afluencia de viajeros los sábados y domingos lo que generó un mejor clima entre los hoteleros y comerciantes de Pinamar. "Nosotros, desde la municipalidad, aconsejamos aumentos de los alquileres en torno al 15%, y si bien muchos empresarios cumplieron, otros hicieron subas de hasta 40% en los valores comparados con el año pasado, generando una ocupación media", concluyó Isach.

En Mar del Plata, el destino de mayor afluencia de público, se espera una ocupación promedio del 70% para la segunda quincena, alcanzando picos de hasta el 80% durante los fines de semana, números similares a los que se registraron los primeros días del año. El problema es que entre lunes y viernes la cantidad de turistas en este destino también cae notoriamente y, según se quejan los comerciantes, además los que se quedan consumen poco.

La mayoría de los hoteles cambian sus tarifas considerablemente el fin de semana, algo que puede ser una práctica usual, pero no en porcentajes tan altos. Pero no sucede lo mismo con las casas o departamentos. Aquellos que no pudieron alquilar la semana o quincena suelen enfocarse en el turista de fin de semana. Y si se contrata con pocas horas de anticipación, los precios pueden ser muy competitivos. "Muchos llegan a Pinamar sin alojamiento y lo definen en el momento. En los hoteles se piden precios muy altos, pero en las casas o departamentos el regateo puede funcionar", explicaron desde la Municipalidad. Los agentes turísticos no tienen dudas de que el fenómeno de las "microvacaciones" continuará todo enero y en lo que resta de febrero y marzo.








Temas

En Vivo