-

-

-

Sarandí: delincuentes mataron a un empleado de una parrilla durante un asalto

23 de enero de 2017

Dos ladrones asesinaron a un empleado de una parrilla en la localidad bonaerense de Sarandí, al sur del Conurbano. Además, hirieron al dueño y se fueron sin robar nada.

El hecho ocurrió a las 14 del domingo, en "Lo de Américo", una casa de comidas ubicada en General Acha, entre Bartolomé Mitre y Luis María Campos. Allí, dos ladrones ingresaron, se hicieron pasar por clientes y pidieron que les prepararan un sandwich de milanesa. Pero el dueño del local, Américo Fuenzalida (66), les dijo que estaban cerrando, según reconstruyó Cristian, hijo del comerciante.

Fue entonces que los asaltantes dejaron en claro que se trataba de un robo y amenazaron a Fuenzalida y al empleado Juan Fernando Alonso (58). En medio del forcejeo, uno de los ladrones golpeó en la cabeza a Alonso con un tacho de albañilería. El hombre cayó al piso desmayado y le dispararon en la cara. La bala ingresó por un ojo y Juan falleció en el acto.

Embed
Conmocionado por la situación, Américo comenzó a golpear a uno de los ladrones. "Fue a defenderlo y empezaron a pelear", dijo una vecina. Hubo dos tiros más. Uno le rozó la parte superior de la cabeza y el otro una de las manos. A pesar de los disparos, el dueño del local sólo tuvo lesiones leves.

Después del enfrentamiento, los delincuentes huyeron sin robar nada.Los vecinos escucharon los gritos y llamaron al 911. El dueño del local fue trasladado a un hospital de la zona y a la noche ya había sido dado de alta.

"Esto es zona liberada. Después de las 2 de la tarde es tierra de nadie", se quejó Cristian, hijo del dueño del comercio. "Mi viejo paga un bono policial para tener más seguridad y acá nos roban todos los días", dijo el hombre en diálogo con el diario Clarín. Y agregó: "Cada tres o cuatro meses lo asaltan".

Mientras la Policía trabajaba en el lugar, un grupo de vecinos se acercó a la esquina de Acha y Mitre y expresó su malestar por la ola de delitos que sufre el barrio del sur del GBA.

En el lugar del crimen trabajaban policías de la comisaría 4° de Sarandí y peritos de la Policía Científica.

Temas

En Vivo