-

Al empresario español lo habrían matado por descubrir una estafa en su contra

25 de enero de 2017

Roberto Fernández Montes tenía pruebas de que su yerno, Santiago Corona, le había hecho una estafa de $ 1 millón en su empresa, por lo que estaba llevando a cabo una auditoría. En las últimas horas, la policía encontró US$20 mil del empresario en el auto del sospechoso.

Santiago Corona, el hombre de 34 años casado con la hija de Roberto Fernández Montesestá cada vez más implicado en el crimen del empresario español. En las últimas horas, los investigadores encontraron en el auto de Corona los 20 mil dólares que faltaban del domicilio de Fernández Montes que estaban escondidos en el motor del yacuzzi. Así se suma una prueba más de lo que sería prácticamente un caso cerrado.

A pesar de que las dos personas implicadas estaban preparadas para no dejar rastros del crimen, las imágenes de las cámaras de seguridad del edificio de la víctima son contundentes. Para los investigadores no hay dudas de que tanto Corona como César Ricardo Arce López, el mecánico que había trabajado en su empresa, son los autores materiales del homicidio.

auto del empresario de caballito (2).jpg
El auto del empresario Roberto Fernández Monte
El auto del empresario Roberto Fernández Monte
Todo apunta a que el móvil del crimen estaría vinculado con una estafa millonaria que había realizado Corona a la empresa de Fernández Montes en la que trabajaba. "Santiago le pidió aprender el oficio y, como Roberto había tenido un problema cardíaco, quería que alguien conociera el funcionamiento de la empresa por si le pasaba algo", había contado María del Carmen Liñeira, la pareja del empresario.

Hace apenas unos meses atrás, el Roberto descubrió una estafa y culpó a su yerno. "Nos dimos cuenta que hacía meses las máquinas ni los empleados tenían seguro, que no se pagaban las cosas y la plata no estaba. Roberto no lo quiso denunciar por su hija y sus nietos. Se pelearon y me pidió que lo ayude a auditar qué faltaba. Estimamos que fue cerca de un millón de pesos", detalló Liñeira.

Embed
A pesar de que el empresario no había llevado el caso a la Justicia, tenía en su poder todas las pruebas que lo implicaban. Los investigadores sostienen que quería conseguir esos papeles en la casa de Fernández Montes. "Roberto nunca se hubiera animado a denunciarlo, la documentación la tengo yo",aclaró su pareja.

Temas

En Vivo