-

La esposa de Lula permanece en coma inducido tras sufrir un derrame cerebral

25 de enero de 2017

Marisa Leticia Rocco permanecerá sedada durante un período que aún no ha sido determinado. El ex mandatario Lula da Silva pidió rezar por su recuperación.

La esposa del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, Marisa Leticia Rocco, permanece en coma inducido en el hospital al que ingresó este martes tras sufrir un derrame cerebral, informaron fuentes cercanas al político.

Eduardo Suplicy, ex senador del Partido de los Trabajadores (PT), visitó a Lula en el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo y dijo a periodistas que la situación de Rocco "es delicada" y que el ex jefe de Estado le comentó que "es necesario rezar" por su recuperación.

El médico Roberto Kalil Filho, que atiende a Lula y su familia desde hace años, explicó que Rocco fue sometida a un cateterismo cuando ingresó al hospital, con el objetivo de contener la hemorragia cerebral.

Embed
En un boletín, el Hospital Sirio Libanés informó de que le realizaron una tomografía craneal para verificar el resultado y que la esposa de Lula permanecerá sedada durante un período que aún no ha sido determinado.

Según Suplicy, "Lula está preocupado y dijo que precisamos darle apoyo y, principalmente, rezar, porque cuando hay un cuadro como ese en el cerebro, se puede pasar mucho tiempo sin vivir normalmente".

Sin embargo, apuntó que Lula se mostró "esperanzado" en la pronta recuperación de su esposa, que en palabras del ex senador "ha sido siempre un pilar fundamental" para el ex mandatario.

Lula y Rocco contrajeron matrimonio en 1973, cuando ambos eran viudos, tras un romance de siete meses.





Temas

En Vivo