-

Se bajó a ver una vidriera, dejó su auto abierto y se lo robaron

25 de enero de 2017

Un hombre se bajó de su auto, dejó la puerta abierta y se puso a ver una vidriera en pleno centro de Bahía Blanca. Un ladrón aprovechó el descuido y se lo robó. La secuencia quedó registrada en las cámaras de seguridad.

Mario Oscar Ullúa (68) se bajó este miércoles de su Peugeot 307 a ver una vidriera en pleno centro de Bahía Blanca -en la primera cuadra de O’Higgins-, pero se confió demasiado: dejó la puerta abierta. Un ladrón aprovechó el descuido, se subió al auto y se lo llevó.

Se bajó del auto a ver una vidriera y se lo robaron.mp4
Como si fuera poco, el ladrón atropelló a Ullúa, que en medio de la desesperación se puso adelante del auto para intentar de que no se lo llevaran. La secuencia ocurrió poco antes de las 7 y quedó registrada en las cámaras de seguridad del Municipio.
“Me doy vuelta y veo a un muchacho joven sentado dentro del auto. ‘¡¿Qué hacés?!’, le digo y me tiro arriba del capó. Arrancó igual y me lastimé la mano y la rodilla”, relató Ullúa, según diario La Nueva.
Embed
El auto apareció más tarde chocado contra un paredón entre las calles Montevideo y Misiones, a más de 10 cuadras del lugar del robo.
El ladrón, que fue identificado como Nicolás Valetti (23), fue detenido y quedó a disposición de la fiscalía Nº 15 por “hurto automotor y robo en grado de tentativa”.

Temas

En Vivo