-

-

Mendoza: dejaron una celda abierta y un preso se fugó

26 de enero de 2017

Un hombre que estaba detenido por violencia de género en una comisaria mendocina escapó cuando los carceleros olvidaron cerrar su celda, en la ciudad de Mendoza.

El hecho ocurrió el miércoles cerca de las 8.30, cuando el hombre de nacionalidad peruana, identificado como Mario Gamarra, que estaba preso tras ser denunciado por su pareja por violencia de genero, escapó sin ejercer violencia ni llamar la atención de ninguno de los efectivos presentes en la comisaria, ubicada en Rioja y Catamarca.
Gamarra estaba alojado allí desde el sábado último y estaba por ser trasladado al penal Boulogne Sur Mer. Según los voceros, uno de los guardias olvidó cerrar la puerta de la celda de Gamarra, quien aprovechó la situación y se fue sin ejercer violencia ni llamar la atención de los efectivos allí presentes.
Embed
Más tarde, otro guardia se acercó a la celda y notó la fuga por lo que denunció el hecho. La fiscal de turno, Susana Muscianisi, es quien lleva la causa y ordenó una seria de medidas, entre ellas una investigación para determinar el grado de responsabilidad del personal policial presente cuando se produjo la fuga.
Embed
En una comunicación con Canal 9, Gamarra indicó que las acusaciones por violencia de género contra él son falsas y que si bien tiene causas por robo, no es "una persona violenta". “Vi la puerta abierta y me fui”, dijo y agregó que su fuga la realizó porque estaba seguro que no iba a salir perjudicado ningún policía.
Por el momento Gamarra no piensa entregarse, ya que teme por su vida, según diario El Sol. Aseguró que los detenidos por casos de violencia de género no reciben buenos tratos en la cárcel.

Temas

En Vivo